View Post
ASESORÍA PARA EMPRENDER

ASESORÍA PARA EMPRENDER

Toda persona que decide emprender, es porque está en busca de nuevas ideas de negocio, y con sus conocimientos pretende generar ingresos siendo su propio jefe. Muchas veces se tiene una buena idea pero con falta de claridad y objetividad, esto hace que sea difícil poner en marcha el proyecto porque surge la duda de ¿Por dónde empiezo?

El emprendedor debe partir siendo consciente de que no lo sabe todo y que necesita dejarse guiar para que su idea se convierta en un negocio y pueda establecer las estrategias adecuadas para conseguir su objetivo.

Es necesario recurrir a la asesoría para lograr diseñar y ejecutar un plan de acción, para darle forma a esa idea y convertirla en un negocio estable y rentable. Para ello hay que plantearte metas, establecer estrategias, fijar precios, definir clientes e incluso, si es necesario, solicitar financiación.

Una buena asesoría para una idea emprendedora, no es sólo para aclarar las dudas del emprendedor, sino que le debe ayudar a superar obstáculos, sacar partido a sus habilidades y orientarlo para desarrollar sus capacidades.  Le proporciona las herramientas para que luego pueda gestionarlas persiguiendo el éxito de su proyecto.

Aunque parezca que el proceso del emprendimiento es genérico, lo cierto es que cada emprendimiento necesita una asesoría específica dependiendo de las habilidades, capacidades, experiencias, conocimientos del emprendedor y las características propias de su proyecto…

Es el emprendedor quien debe buscar la asesoría especializada que más sea conveniente para el negocio que desea poner en pie.

Te presentamos algunas asesorías que son esenciales para emprender un negocio:

 

Asesoría Contable:

Además de asesoría sobre contabilidad, el emprendedor encontrará herramientas eficaces tecnológicas para gestionar la contabilidad de su empresa.

Asesoría Laboral:

La gestión de los Recurso Humanos es fundamental para cualquier negocio, es importante recibir orientación de cómo contratar y desarrollar la gestión de este recurso dentro de la organización.

Asesoría Jurídica:

De manera preventiva asesorarse en materia jurídica, evita pérdidas y malos momentos en la empresa.

Asesoría en Prevención de Riesgos Laborales:

Es necesario promover la seguridad y la salud de los empleados dentro de la empresa, ya que el incumpliendo a lo que la Ley establece en esta materia conlleva a sanciones que podrían generar pérdidas económicas y hasta la cárcel.

Asesoría Tecnológica:

Las tecnologías son indispensables tanto para el presente como para el futuro del negocio. Por lo que buscar asesoría en materia tecnológica para adecuarla de la mejor manera posible a la empresa, con el fin de reducir costos, aumentar la productividad  y facilitar el trabajo y las comunicaciones con los clientes. Cada proyecto es diferente y por consiguiente sus necesidades tecnológicas también.

Asesoría sobre seguros:

Asegurar un buen emprendimiento, es asegurar el futuro. Busca asesoría para una cobertura global de todos aquellos riesgos que puedan generarse en la puesta en marcha y desarrollo del negocio. Es conveniente asesorarse sobre cuál es la mejor compañía de seguros para las necesidades de la empresa.

En RACI sabemos de la importancia que tiene el contar con auténticos profesionales que den la mejor asesoría para conseguir el éxito de los proyectos emprendedores,

¡Cuenta con nuestra ayuda!

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page
View Post
¿CÓMO DIFERENCIAR ASESORÍA, CONSULTORÍA Y COACHING?

¿CÓMO DIFERENCIAR ASESORÍA, CONSULTORÍA Y COACHING?

El mundo está en constante cambio, no sólo por las personas que habitamos en él, sino por el gigante de la tecnología. Esta ya nos acompaña a todas horas porque en la actualidad pocas son las cosas que quedan que no la necesiten para trabajar.

Si juntamos los términos de mundo y tecnología, lo más lógico es pensar en mundo empresarial. Está en constante cambio y a esto contribuyen las nuevas tecnologías, que aceleran a un ritmo vertiginoso todas las modificaciones que se producen dentro del mundo de las empresas. Hecho que hace que el entorno sea cada vez más competitivo, que las empresas tengan que estar cada vez más preparadas. Los métodos, los sistemas y los procesos que ayer parecían novedosos, hoy ya pueden ser obsoletos

Hoy en día las estrategias para que una empresa u organización sea efectiva en lo que se refiere a captar, fidelizar y satisfacer las necesidades de clientes es fundamental y vital para la existencia o subsistencia de una entidad

Los problemas no deben ser vistos como algo negativo, sino como oportunidades de crecimiento. Pero para ello muchas veces es necesario recurrir a ayuda externa. Esta ayuda puede ser en forma de asesoría, consultoría o coaching. ¿Sabrías establecer las diferencias entre ellos?

Desde RACI te ayudamos:

 

ASESORIA: La asesoría es un tipo de ayuda que va dirigida a resolver dudas y aclarar decisiones sobre una materia concreta.Es adecuada para las pequeñas empresas, por su personal y las capacidades que tienen para abarcar todas las áreas técnicas o, en las grandes empresas, en el nivel más alto para la toma de decisiones de alto impacto

  • Analiza y evalúa la historia la de empresa, sus necesidades y en base a ello aconseja
  • Proporciona los conocimientos para que la empresa pueda resolver los problemas que se le presenten en el día a día
  • Asesora y aporta las capacidades empresariales necesarias a los directivos de las empresas

 

CONSULTORIA: Es un tipo de ayuda, un servicio prestado por una persona o personas independientes y calificadas en la identificación e investigación de problemas relacionados con políticas de la empresa, con la organización, los procedimientos, métodos…

  • Recomienda las medidas más apropiadas y ofrece la prestación de asistencia para la aplicación de dichas recomendaciones
  • Presenta nuevas estrategias para mejorar las organizaciones
  • Imparte conocimientos y habilidades a sus clientes a través de conferencias o ejercicios prácticos
  • Puede darse en grupos o de forma individual y el aprendizaje puede tener una evaluación final

 

COACHING: Es un tipo de ayuda que tiene como objetivo ayudar a los empresarios para impulsar sus respectivos negocios a través del desarrollo de capacidades empresariales y el desarrollo de estrategias y planes. Mediante el aprendizaje permite a dichos empresarios maximizar sus capacidades y competencias para sacar la mejor versión de ellos mismos.

  • No sólo se preocupa y permite la reflexión, sino que también va a la acción y al seguimiento de la misma
  • Puede enseñar a una persona a potenciar capacidades específicas
  • Facilita prácticas y hábitos para poner en marcha día a día

 

Pero las diferencias no quedan ahí, para ser más precisos podemos decir que:

El consultor va a un aspecto directo y concreto, por lo que se suele recurrir a él para algo muy específico. Y da respuestas directas

El coach puede ayudar a impulsar cualquier actividad, mientras que el consultor sólo trabaja en algo muy delimitado

Si resumimos todo lo anterior, nos quedamos con la siguientes ideas claves

  • Coaching -> Autodesarrollo y motivación
  • Asesoría -> Consejos desde la voz de la profesionalidad y la experiencia ante una necesidad o problema
  • Consultoría -> Análisis de una necesidad y diseño de una o varias soluciones

En RACI contamos con ello, y tú puedes contar con nosotros.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies