View Post
DIFERENCIAS ENTRE COACHING Y MENTORING EMPRESARIAL

DIFERENCIAS ENTRE COACHING Y MENTORING EMPRESARIAL

Si hablamos de Coaching y Mentoring, es muy probable que nuestra mente se vaya al sector empresarial puesto que ambos términos se encuentran dentro del mismo. Y aunque, bien es cierto que ambos términos comparten una gran similitud, hay unas diferencias fundamentales entre ellos

Muchas veces el no tener clara esta diferencia, hace que las organizaciones o empresas cometan errores a la hora de escoger alguna de estas estrategias, hecho que puede provocar malas experiencias al obtener resultados que no satisfagan a los responsables del proyecto

El coaching, según la International Coach Federation, se define como un proceso de acompañamiento reflexivo y creativo con los clientes que les inspira a maximizar su potencia personal y profesional

El mentoring se podría definir como la relación que se crea entre una persona con experiencia y éxitos y una persona a la que aconseja y guía para enriquecer a nivel personal y profesional

 

Desde RACI queremos aportar una serie de aspectos con lo que se entenderá mejor cual es el grado de diferencia entre ambos términos:

 

OBJETIVOS: El coaching se dirige a la obtención de resultados inmediatos a corto o medio plazo, y en el entorno laboral del coache. Sin embargo, el mentoring está centrado más en el desarrollo personal individual, para que una persona se saque el máximo partido en su trabajo actual o para el futuro

 

ENFOQUE: El coaching se centra en la consecución de resultados para tareas concretas (desarrollar capacidad estratégica, mejorar el habla en público, el trabajo en equipo, etc) . El mentoring en cambio pone el foco en la relación que se genera entre mentor y la persona que recibe, y sus objetivos van más allá de lo laboral, con el objetivo de conseguir el equilibrio entre la vida personal y laboral, la confianza de la persona en sí misma, o la influencia de lo personal en lo profesional.

 

TIEMPO: El coaching, como hemos visto anteriormente, implica una relación de o a corto plazo, puesto que con pocas sesiones se suelen conseguir los objetivos buscados. El mentoring, por el contrario, necesita relaciones de largo plazo, duraderas en el tiempo, con las que se consiga un nivel alto de confianza entre el mentor y el individuo que recibe el mentoring

 

DINÁMICA DE TRABAJO: La dinámica de trabajo en el coaching se basa en que el coach pregunta y el individuo responde. Mientras que en el mentoring mentor y cliente se hacen preguntas para que fluya la trasmisión de conocimientos y experiencias.

 

Si a pesar de estas diferencias aún no sigue teniendo muy claro qué es lo que más conviene en su empresa, le dejamos unas ideas breves y concisas de cada uno:

Con la herramienta del coaching se trabaja para la mejora continua de las personas hacia la excelencia y tiene como principal finalidad el desarrollo de nuevas y mejores competencias si nos centramos, sobretodo, en las habilidades y conductas del empleado.

El mentoring, suele ser muy efectivo, sobre todo cuando nos encontramos en una situación en la que hay varios frentes que trabajar. Como ya hemos indicado, trata de desarrollar tanto profesional como personalmente al empleado, contribuye a la satisfacción del trabajador para el mejor desarrollo de sus actividades. Persiste en el cambio como proceso de transformación lenta, en la mejora continua en todos y cada uno de los ámbitos de nuestra vida, tanto en el presente como en el futuro.

Si quiere consejos de profesionales, no dude ponerse en contacto con RACI.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page
View Post
VENTAJAS DEL COACHING EMPRESARIAL

VENTAJAS DEL COACHING EMPRESARIAL

Si eres un emprendedor o director de una empresa, seguro que uno de los objetivos que persigues día a día es mejorar para conseguir un crecimiento que te de posicionamiento. Un negocio puede progresar de muchas maneras, por ejemplo, captando nuevos clientes y/o proyectos, ampliando el número de ventas o lanzando nuevos productos o servicios.

 

Decir las cosas es fácil, pero llevarlas a la práctica y conseguirlas…no tanto. Para esto ayuda mucho contar con la opinión, experiencia y consejos de otros profesionales que estén dentro del sector como lo son los “coaches” empresariales. Éstos estudian el potencial del negocio y sus posibilidades, y con este estudio orientan para llevar a cabo de una forma eficiente y eficaz, los objetivos requeridos por la empresa. Así, un coach empresarial ayuda a utilizar los recursos disponibles para motivar y que el empresario sea capaz de crecer profesionalmente.

 

Entre los diversos y distintos beneficios que el coaching empresarial puede aportar a tu negocio, desde RACI queremos destacar los siguientes:

 

  • Potencia las habilidades individuales.  Hay personas que por estar inmiscuidas en sus labores diarias, no son conscientes de otras muchas habilidades que pueden tener. La rutina muchas veces hace que el trabajo que realizamos salga de manera automática. Un coach empresarial ayudará a sacar partido a esas habilidades ocultas para enriquecer las labores diarias, con lo que se aportará calidad al trabajo. 

 

  • Mejora las relaciones entre los trabajadores. El coach empresarial ayuda a coordinar y complementar todas esas cualidades individuales para crear una mejor comunicación. Una mejor comunicación contribuirá a un mayor entendimiento entre los trabajadores,por lo que el trabajo en equipo será fructífero y eficiente, algo que enriquecerá a todas las partes.

 

  • Delimita y especifica el papel de cada uno. A la vez que el coach empresarial ayuda y favorece al trabajo en equipo, también conoce cual son las debilidades y fortalezas de cada trabajador, con un estudio hecho previamente. De esta forma cada uno tiene más claras cuales son sus funciones y las puede desarrollar con seguridad mejorando su trabajo diario.

 

  • Mejora las relaciones con los clientes. No sólo el coaching mejora los vínculos entre los miembros de la empresa, también el trato con los clientes. El coach entrena y ayuda a que percibas las necesidades de éstos con antelación, proponiendo no sólo soluciones rápidas, sino mejoras en la comunicación.

 

  • Motiva a los trabajadores. Algo fundamental es que el coach conozca las fortalezas de cada miembro porque esto ayudará a aumentar la motivación del equipo, la confianza de cada uno y su satisfacción en el trabajo y esto eliminará la negatividad y el desánimo tan presentes en el día a día de las empresas. Así, también,  los proyectos saldrán adelante con más facilidad.

 

  • Proporciona herramientas para enfrentarse al cambio y la incertidumbre. En un mundo globalizado como el nuestro, los mercados están expuestos a continuas variaciones y adaptaciones. Para que una empresa pueda tener una presencia firme y definida en ellos, es importante saber qué hacer y qué no en momentos de incertidumbre. El coaching empresarial bien aplicado, ofrece soluciones y herramientas para acabar con esa inseguridad y da ánimo para tomar decisiones.

 

Por esto y más, es conveniente que, si es dueño de una empresa, contemple la opción de realizar coaching empresarial. Si necesita consejos de expertos, cuente con RACI. No se arrepentirá

 

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies