View Post
INNOVACIÓN PARA LAS EMPRESAS

INNOVACIÓN PARA LAS EMPRESAS

Hoy no es necesario convencer a nadie sobre la importancia de la innovación para las empresas. En un mundo donde el cambio no solo es constante sino que se acelera, la empresa que deje de innovar se quedará atrás de sus competidores.

La innovación es importante para asegurar la supervivencia de las empresas. Sin embargo, a pesar de que la mayoría de los gerentes reconoce que la innovación es algo importante, muy pocos saben cómo ponerla en práctica o la tienen dentro de sus prioridades.

Afortunadamente, las prácticas y los sistemas para implementar la innovación como una capacidad clave en la empresa existen. Pero, ¿cómo se puede implementar un programa de innovación en una empresa, independientemente del tamaño que tenga la empresa?.

 

Lleva de la mano la innovación con la estrategia de la empresa

Muchas empresas se lanzan a innovar sin tener una visión clara de cómo la innovación les va a ayudar a mejorar su ventaja competitiva.

Para que realmente sea efectiva, la innovación debe alinearse con los objetivos estratégicos de la empresa. No se trata de innovar por innovar, si no de innovar para aumentar las ventas o reducir los costos de la empresa, en resumen, mejorar la rentabilidad.

Muchas empresas se pierden en la innovación por no tener una estrategia de innovación clara. Entonces empiezan queriendo innovar en todo y terminan innovando en nada. Antes de iniciar un proceso de innovación se debe definir muy concreta y operativamente qué va a significar la innovación para la empresa.

 

Obtén el compromiso del equipo directivo

Como cualquier cambio que se quiera realizar en una empresa, aquello que no tiene el compromiso de los altos cargos,  no va a funcionar.

Cuando se cuenta con este compromiso, inmediatamente todo el mundo le empieza a prestar atención a la innovación.

 

Desarrolla un plan de comunicación, capacitación e incentivos

Una vez que se tenga claro el enfoque que queremos darle a la innovación en la empresa y que se cuente con el compromiso del equipo directivo, es necesario comunicarle los planes al resto de la organización.

Para que una empresa pueda innovar debe empezar capacitando a su personal en innovación. Esto incluye explicarles en qué consiste la innovación, cuál es el proceso que se debe seguir para innovar y cómo se pueden identificar oportunidades de innovación, entre otros. También hay que darle a la gente herramientas prácticas para poder innovar en su trabajo diario, organizadas alrededor de las etapas básicas del proceso de innovación.

 

Define la estructura y roles para apoyar la innovación

Con el personal capacitado y motivado para participar en el programa de innovación, es necesario definir una estructura, ya sea formal o informal, para apoyar los esfuerzos de innovación. Esta estructura será el “puente” que permitirá que las ideas no se pierdan y entren al sistema de innovación de la empresa.

 

Crea un proceso para administrar las ideas

Al igual que existe un proceso para apoyar las ventas, las finanzas, las compras y la gestión del recurso humano en las empresas, también debe existir un proceso formal para administrar las ideas. Todas las personas deben saber a dónde comunicarse cuando se les ocurre una nueva idea. El proceso de gestión de ideas debe permitir que cualquier persona de la empresa pueda aportar ideas, independientemente de su nivel o lugar dentro de la organización.

 

Define el proceso de evaluación de las ideas

Lo que le hace falta a las empresas para empezar a innovar no son buenas ideas, sino un proceso que les permita capturar y evaluar las ideas y seleccionar cuáles implementar con los recursos escasos de la organización. Es muy importante definir cuáles son los criterios mediante los cuales se van a evaluar las ideas, quiénes son las personas que van a evaluar las ideas y cómo se van a tomar las decisiones para seleccionar las mejores ideas.

 

Define métricas de innovación

Si al final  la innovación no aumenta las ganancias y no se puede presentar ante el banco, entonces no se está innovando. Es por esto que es muy importante definir métricas que permitan evaluar si los esfuerzos de innovación están dando resultados. Se pueden definir métricas de entrada, de proceso y de salida. Hay muchas métricas que una organización puede usar para evaluar sus esfuerzos de innovación, lo importante es que brinden información relevante para mejorar el desempeño del  programa de innovación.

 

Debemos dejar de pensar que la innovación es algo difícil de implementar. Ya existen los procesos, herramientas y prácticas para que las empresas puedan innovar sistemáticamente y hacer de la innovación parte del trabajo de cada uno de sus colaboradores. Lo único que hay que tener para innovar es la voluntad para ponerla en práctica y el apoyo necesario para poder llevar a cabo todo lo que se desea.

En RACI trabajamos para ello, ¡Cuenta con nosotros!

 

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies